VIAJES A ISRAEL
 
Israel, el pequeño estado de Medio Oriente, ocupa un angosto corredor entre el Valle del Jordán y el Mar Mediterráneo y rodeado por Líbano, Siria, Jordania y Egipto. Israel es uno de los más importantes lugares religiosos del mundo. Se cree que el profeta Mahoma, ascendió al cielo desde Jerusalén y que ésta fue la fuente tanto del judaísmo como del Cristianismo. Aún siendo las distancias tan cortas, este paradójico y extraordinario país como lo es Israel, uno de los más antiguos y a la vez más nuevos, existe a tantos niveles, que puede ser entendido tomando cada vez un estrato diferente, ya sea arqueológico, histórico, político religioso o turístico. Monte del Templo y Yerushalayim-Maariv, Israel. Los rascacielos del Yerushalayim-Maariv en Israel se alzan detrás de la Cúpula de la Roca, en el monte del Templo, en la parte vieja de Jerusalén. Esta ciudad de Israel se extiende en el centro de las colinas de Judea, en el interior de Israel. Se trata de una ciudad de Israel sagrada para los judíos, cristianos y musulmanes, que muestra un marcado contraste de culturas y ha sido testigo de muchos conflictos a lo largo de los siglos. Israel tiene una longitud máxima de aproximadamente 420 kilómetros y su anchura oscila entre los 16 y los 115 kilómetros; además Israel se puede dividir en cinco grandes áreas topográficas: las montañas de Galilea, la llanura de Esdrelón (también llamada llanura de Yizreel), las colinas de Judea y Samaria, las llanuras costeras y la región del Néguev. Las montañas de Galilea dominan la parte septentrional de Israel y se extienden hacia el este unos 40 km, desde la estrecha llanura costera a través del lago Tiberíades (también denominado mar de Galilea). El punto más alto de Israel, el monte Meron (1.208 m), se encuentra en esta zona. Al sur de la zona montañosa de Galilea se extiende la llanura de Esdrelón, con una longitud aproximada de 55 km y una anchura de 25 km, que atraviesa Israel desde las inmediaciones de Haifa, en la costa mediterránea, hasta el río Jordán. El valle, que antiguamente estaba formado por unas tierras pantanosas foco de paludismo, fue drenado y ahora está densamente poblado y es una productiva región agrícola. Tel Aviv-Yafo, Israel. La imagen muestra las playas de la mayor ciudad de Israel, Tel Aviv-Yafo, en el Mediterráneo. La ciudad está dividida en dos distritos: Yafo es el casco histórico y una antigua población árabe, caracterizada por viejos edificios y tortuosas calles. La moderna Tel Aviv, ciudad de Israel, tiene amplias calles arboladas y modernos edificios. El clima en Israel es generalmente subtropical, con precipitaciones que se concentran en los meses de invierno. En enero la temperatura en Jerusalén es de 9ºC y de 14ºC en Tel Aviv-Yafo de promedio. En julio la temperatura en Jerusalén es de 24ºC y en Tel Aviv-Yafo de 27ºC. Haifa y el puerto artificial de Ashdod son los principales puertos de Israel. Un tercer puerto es el de Elat (Gilat), en el golfo de Aqaba. El ferrocarril es propiedad del Estado y se extiende sobre 493 km de vías. La red de carreteras consta de 17.237 km, según datos de 2003. La mayor parte del transporte de mercancías y de pasajeros en el interior de Israel se realiza en camión y automóvil. Además de su propia compañía aérea, El Al, en Israel vuelan varias compañías aéreas internacionales. El servicio interno queda cubierto por la compañía aérea Arkia. El aeropuerto Ben Gurión, a las afueras de Tel Aviv-Yafo, es el más importante. Yad Vashem, Jerusalén, Israel [-imagen872-] Yad Vashem es un lugar dedicado a las víctimas y héroes del Holocausto, emplazado en Jerusalén. Es un amplio complejo de museos, monumentos, exposiciones al aire libre, archivos y bibliotecas. El Monumento a los Niños está excavado en una cueva y conmemora al millón y medio de niños que fallecieron durante el Holocausto. Vida Urbana y Rural Exposición nacional de sellos, Tel Aviv 1983 Cerca del 91 porciento de la población de Israel vive en centros urbanos. Algunos de ellos están ubicados sobre antiguos lugares y toman los nombres originales, como Jerusalem, Beer Sheva, Nazaret, Ashkelón, Acco, Safed y Tiberíades cuyos barrios viejos forman parte ahora de las nuevas ciudades en expansión. Otros surgieron de pueblos que se fundaron antes de la independencia, incluyendo a Jedera, Petaj-Tikva, Netania y Rejovot. Centros urbanos se establecieron en los primeros años de la existencia del estado, preferencialmente en áreas no habitadas, para asentar a la creciente población. La edificación urbana está construida principalmente de piedra, bloques de hormigón y estuco. Su estilo varía desde restaurados vestigios de siglos pasados y viviendas construidas para albergar a la población en los tiempos preestatales, hasta proyectos vecinales apresuradamente erigidos para alojar a las masas que llegaron con el establecimiento del estado, y los edificios residenciales, comerciales e institucionales de las últimas décadas, que reflejan el efecto de la planificación moderna. La mayoría de las áreas residenciales están separadas de las zonas comerciales e industriales con extensos parques y numerosas plazas de juegos situados dentro de los límites de la ciudad.
 
Las cuatro principales ciudades son: Tel Aviv, eje de la vida industrial, comercial, financiera y cultural del país, fundada (1909) como la primera ciudad judía en los tiempos modernos; Haifa, importante puerto sobre el Mediterráneo y centro industrial de la zona norte de Israel; Beer Sheva, la ciudad más populosa del Centro y Sur del país, y Jerusalem, la capital.
 
JERUSALEM se ha mantenido en el centro de la vida nacional y espiritual del pueblo judío desde que el rey David la hizo capital de su reino hace unos 3.000 años atrás. Desde la destrucción de Jerusalem y su Templo en el año 70 EC hasta la restauración de la soberanía judía en el país con el establecimiento del Estado de Israel en 1948, la ciudad estuvo controlada por sucesivas potencias extranjeras; la mayoría dejó su marca en ella, pero ninguna la convirtió en su capital nacional. Hasta la segunda mitad del siglo XIX, Jerusalem era una ciudad amurallada formada por cuatro barrios distintivos: judío, musulmán, armenio y cristiano. Desde 1860 en adelante, la creciente población judía, que había mantenido una presencia virtualmente continua en la ciudad a lo largo de los siglos, pasó a ser mayoría y empezó a construir nuevos barrios fuera de las murallas, que formaron el núcleo de la moderna Jerusalem. Bajo el dominio británico (1918-1948), Jerusalem se transformó de una descuidada y pobre ciudad provincial del imperio otomano en una floreciente metrópoli. Durante este período fueron establecidos muchos nuevos barrios, reflejando cada uno de ellos el carácter del particular grupo étnico que lo fundó, o para el cual fue construido. Las líneas de armisticio fijadas al término de la Guerra de Independencia de 1948-49 dividieron a Jerusalem en dos, controlando Jordania la parte oriental, que incluía la Ciudad Vieja, e Israel la sección occidental, que pasó a ser la capital del país. Durante los siguientes 19 años, muros de hormigón y alambradas de púas separaron ambas mitades de la ciudad. Jerusalem fue reunificada en 1967 como resultado de una guerra en la que Jordania intentó apoderarse del sector occidental. Hoy en día es la ciudad más grande de Israel, con más de 658.000 habitantes. Es una ciudad que mira simultáneamente tanto a su pasado como a su futuro, restaurando sitios antiguos, mejorando la infraestructura y construyendo nuevos barrios; es la capital de Israel, aquí se encuentra la residencia del presidente, la Knéset (parlamento de Israel), la Corte Suprema y los ministerios de gobierno; es una ciudad de poblaciones diversas - judíos y árabes, observantes religiosos y laicos, orientales y occidentales; es una ciudad en la que florecen las artes dentro de una activa vida cultural que es tanto internacional en su esfera de acción, como singularmente israelí. Muchos lugares sagrados para las tres principales religiones monoteístas están ubicados en Jerusalem: el Muro Occidental, último remanente del Segundo Templo y foco de las plegarias y fuente de inspiración para los judíos en Israel y en todo el mundo; el Domo de la Roca, que marca el sitio tradicional del ascenso del profeta Mahoma al cielo; la mezquita de El Aksa, considerada el tercer lugar sagrado del Islam después de La Meca y Medina; el Jardín de Getsemaní, la Iglesia del Santo Sepulcro, la Vía Dolorosa y otros sitios cristianos relacionados con la vida y muerte de Jesús de Nazaret - para mencionar tan sólo a algunos. Los casi dos millones de visitantes que inundan Jerusalem cada año vienen a apreciar sus bien mantenidos sitios históricos y lugares santos, y a disfrutar de los aspectos de su carácter multiétnico y multicultural. Alrededor del 9% de la población vive en las zonas rurales, teniendo su hogar en el kibutz o en el moshav, asentamientos agrícolas que fueron desarrollados a comienzos del siglo XX, o en alguno de los muchos poblados de diversos tamaños que existen en el país. El kibutz se estableció como una unidad socioeconómica en la que la propiedad y los medios de producción son de propiedad comunal y las decisiones son tomadas por la asamblea general de sus miembros. El kibutz cubre las necesidades de sus miembros, exigiéndoles al mismo tiempo responsabilidad y participación en la comunidad. Habiendo recorrido un largo camino desde sus comienzos vanguardistas, cuando la base de su economía era la agricultura, el kibutz busca hoy diversificar sus ramas económicas, expandiéndolas a varios tipos de industria y servicios. Aunque los kibutzim constituyen sólo el 2,0% de la población del país (en alrededor de 268 kibutzim), su contribución a la economía del país excede en mucho dicha proporción. Ellos labran cerca del 38% del cultivo en fresco del país y manufacturan alrededor del 8,4% de la producción industrial (excluyendo los diamantes). Servicios turísticos y otros, como ser salones y tiendas de venta directa, de la fábrica al consumidor, se han transformado en parte importante de la economía del kibutz. El kibutz, que se distinguió por su papel en el establecimiento y desarrollo del estado, está buscando hoy caminos para hacer frente a los desafíos de la vida moderna en esta era tecnológica, tratando de mantener su marco igualitarista original. Aunque estos ajustes han exigido cambios de largo alcance, se espera que su capacidad de adaptación y ajuste sean la clave de su supervivencia. El moshav es un asentamiento agrícola en el que cada familia mantiene su propia granja y hogar. Originalmente, la cooperación se extendía a la adquisición, el mercadeo y otorgamiento de servicios comunitarios; hoy en día los agricultores del moshav han preferido ser más independientes económicamente. Aproximadamente 452 moshavim, con un promedio de 60 familias cada uno, que constituyen cerca del 3,2% de la población de Israel, proporcionan una gran parte del producto agrícola. Las aldeas (sin incluir los asentamientos comunitarios) están habitadas principalmente por árabes y drusos, representando alrededor del 3,0% de la población de Israel. Las casas y la tierra son de propiedad privada, y los agricultores cultivan y mercadean sus cosechas en forma individual. En los últimos años, con la expansión de las aldeas y el paso a una agricultura más mecanizada, más gente trabaja en la industria liviana local o en los centros rurales y urbanos de las cercanías. Cerca de la mitad de los 170.000 árabes beduinos ya no son nómades y viven en asentamientos permanentes. Los otros continuan con su tradicional estilo de vida, aunque la mayoría de ellos permanece en el mismo lugar de residencia. Educación en Israel Todos los israelíes, desde los niños en edad preescolar hasta los mayores de edad, se benefician de una amplia variedad de programas educacionales. La asistencia a la escuela es obligatoria desde los 5 años de edad (jardín infantil) hasta los 16 y opcional hasta los 18 Casi todos los niños de 3 y 4 años de edad asisten a algún tipo de marco preescolar, a pesar de no ser obligatorios ni gratuitos. El sistema escolar se basa en la constante necesidad de absorber e integrar nuevos inmigrantes y educar niños de diferentes trasfondos étnicos y culturales - judíos, árabes y drusos, observantes religiosos y laicos. Por tal razón, las escuelas están divididas en: escuelas estatales, a las que asiste la mayoría de los niños; escuelas estatales religiosas, que ponen énfasis en los estudios judíos, la tradición y la observancia religiosa; escuelas árabes y drusas, que enseñan en árabe y ponen especial énfasis en la historia, tradición y cultura árabe y drusa; y escuelas privadas, que funcionan bajo diversos auspicios religiosos e internacionales. Al nivel de la escuela secundaria, los alumnos pueden escoger un marco académico, tecnológico, agrícola o militar. Personas con necesidades educacionales especiales son integradas de acuerdo con sus habilidades e impedimentos en el sistema de educación regular, con asistencia adicional, o en instituciones separadas. Cada año se elige un tema especial de importancia nacional para ser enseñado en profundidad, con la intención de reforzar en los alumnos la comprensión y apreciación de valores tales como la democracia, la preservación ambiental, el idioma hebreo, la paz y otros. La administración y el financiamiento del sistema educacional está compartido por el Ministerio de Educación, el Ministerio de Ciencias, Cultura y Deportes, y las municipalidades. Los ministerios son responsables por los programas de estudios, las normas educacionales, la capacitación de maestros, la supervisión del personal docente y la construcción de escuelas, mientras las autoridades locales se dedican al mantenimiento de las escuelas y la adquisición de equipo y recursos.
 
LA EDUCACION SUPERIOR juega un papel central en el desarrollo social y económico del país. Hoy en día, cerca de 202.000 estudiantes se matriculan anualmente en las instituciones de estudios superiores de Israel, asistiendo el 56% de ellos a universidades, alrededor del 28% a diversas academias y el 16% participa en cursos a través de la universidad Abierta. En las ocho universidades de Israel se ofrece una amplia gama de programas en el área de las ciencias y de humanidades - desde grado de bachiller hasta niveles post doctorales - mientras las academias ofrecen cursos académicos y adiestramiento especializado en áreas como docencia en escuelas primarias, música, arte, diseño de modas y educación física. En varias instituciones existen otros marcos de estudio tendientes a la obtención de un diploma vocacional.
 
EDUCACION DE ADULTOS en Israel: Decenas de miles de adultos participan en programas educacionales, algunos para mejorar sus capacidades y habilidades básicas, muchos más para ampliar su adiestramiento profesional, elevar su nivel de estudios y ampliar su curiosidad intelectual. Para nuevos inmigrantes, ulpanim especiales ofrecen cursos intensivos de idioma hebreo, por lo general de cinco meses de duración, en los cuales los recién llegados adquieren un conocimiento suficiente para la comunicación cotidiana. Salud en Israel Un mejor ambiente La extensiva red médica de Israel y la alta proporción médico/paciente se reflejan en la baja tasa de mortalidad infantil (5,4 por cada mil nacimientos vivos) y las altas expectativas de vida (80,4 para mujeres, 76,6 para hombres). La capacitación a nivel occidental para las profesiones médicas se ofrece en las escuelas de medicina, odontología, farmacología, enfermería y rehabilitación física. La ley de Seguro Nacional de Salud, (en efecto desde enero 1995) provee de una canasta standard de servicios médicos, que incluye la hospitalización, para todos los residentes de Israel. Las primas del seguro de salud son recolectadas por el Instituto de Seguro Nacional, que transfiere los fondos a las cuatro organizaciones que proveen los servicios médicos en el país. El Ministerio de Salud es responsable por todos los servicios médicos del país; controla los niveles médicos en todos los confines de Israel; otorga licencias al personal médico y supervisa la planificación y construcción de hospitales. El Ministerio también actúa como un organismo público en todo el contexto de la medicina ambiental y preventiva. Los servicios médicos son otorgados en 327 hospitales generales y especializados (con alrededor de 37.400 camas), así como a través de una red de clínicas ambulatorias, centros de atención para la madre y el niño, casas de reposo, instituciones de rehabilitación y programas escolares de salud que incluyen el cuidado dental. Las instalaciones y los servicios médicos son proporcionados por el Ministerio de Salud, las grandes municipalidades, instituciones privadas sin fines de lucro y fondos de seguro médico. El Magen David Adom (Escudo Rojo de David), que corresponde a la Cruz Roja o Medialuna Roja en otros países, brinda servicios de emergencia. Provee al público con servicios de ambulancia, unidades móviles de cuidado intensivo y tratamientos de emergencia en estaciones de primeros auxilios en todo el país; dirige asimismo una red de bancos de sangre. Además de la contribución de Israel a la investigación del cáncer, la inmunología y la cardiología, se han hecho también impresionantes progresos en cirugía cerebral, ortopédica y plástica, así como en el tratamiento de víctimas de quemaduras. Israel ha desempeñado también un importante papel en el desarrollo de la tecnología médica, incluyendo sistemas de diagnóstico y vigilancia computarizados, marcapasos y otros dispositivos para salvar vidas y mitigar dolores. Servicios Sociales en Israel Con el fin de mejorar el bienestar de la población de Israel, poniendo hincapié en los elementos más débiles de la sociedad, Israel ha promulgado una amplia legislación y ha establecido una extensa red de programas de asistencia social y de Servicios Comunitarios a lo largo de todo el país. El cuidado de los ancianos en Israel, la asistencia a familias unipaternales, programas para la niñez y la juventud, agencias de adopción, así como la prevención y el tratamiento del alcoholismo y la drogradicción, constituyen una gran parte de los servicios que se otorgan al individuo y a la familia. Los servicios correctivos abarcan marcos de libertad condicional para adultos y jóvenes, programas especiales para aquellos que abandonan la escuela, y servicios de internado y de observación para jóvenes problemáticos. Talleres protegidos comercialmente y asesoría de empleo son algunos de los servicios de rehabilitación que se ofrecen para personas minusválidas. Las personas mentalmente retardadas reciben atención a través de diversos programas residenciales basados en la comunidad. Las Escuelas de Asistencia Social en las universidades de Israel, proporcionan capacitación para graduados y postgraduados, combinando los estudios teóricos con trabajo en el terreno. Cursos especiales para personal que trabaja con niños y para asistentes del servicio social así como una capacitación durante el trabajo para los asistentes sociales, se imparten a lo largo de todo el país.
 
EL INSTITUTO DE SEGURO NACIONAL de Israel provee a todos los residentes con una amplia gama de beneficios como ser: un pago suplementario a las familias o individuos cuyo ingreso está por debajo de determinado mínimo; asignaciones por hijos, subsidios por desempleo, por invalidez, beneficios por supervivencia, pensiones de vejez, beneficios de maternidad (incluyendo el pago por tres meses de licencia maternal) y el cuidado a largo plazo de todas las personas mayores que necesitan de asistencia diaria. El Proyecto Renovación, emprendido a fines de la década de 1970, está animado por el deseo de rehabilitar las zonas desaventajadas. Bajo la dirección del gobierno y de las autoridades municipales, y con la activa participación de casi 100 comunidades judías del exterior - de las cuales cada una está "conectada" con una localidad específica - el proyecto ha logrado expandir y mejorar la infraestructura social y educacional, así como motivar a los residentes a asumir una mayor responsabilidad para su propio bienestar. Organizaciones voluntarias en Israel (alrededor de 250), comprenden casi un tercio de los ciudadanos de Israel, desde adolescentes hasta ancianos, están dedicadas a una variedad de actividades voluntarias en los campos de salud, educación, rehabilitación de los incapacitados, bienestar de los soldados, conservación ecológica, las artes, etc... Algunas organizaciones proveen servicios comunitarios directos - desde guarderías diurnas hasta programas para los ancianos - mientras que otras se ocupan de problemas sociales o concernientes a un grupo o localidad específicos. Economía en Israel Centenario del industria: ordenadores en industria El Producto Bruto Interno (PBI) de Israel en 2000, fue de alrededor de U$S 17.700 per cápita, ubicándolo entre los países más desarrollados del mundo. En los años 1991-96, Israel logró uno de los mayores índices en el PBI (el 6% de promedio) del mundo desarrollado. Este índice descendió al 2% en 1998, pero ascendió al 5,9% en el 2000. En el último trimestre del 2000 hubo una disminución en el crecimiento debido al deterioro en las condiciones de seguridad y la inestabilidad en el sector de alta tecnología en el mundo. De hecho, el más notable logro económico del país es el índice de este crecimiento durante los 52 años de su existencia, que ha tenido que hacer frente a importantes desafíos; la mantención de su seguridad nacional, que ahora requiere cerca del diez porciento del PBI; la absorción de numerosos inmigrantes, la razón de ser del estado judío, el establecimiento de una estructura moderna que de respuesta a las exigencias de un crecimiento económico y la provisión de servicios públicos de alto nivel. El precio de este impresionante crecimiento ha sido siempre un déficit en la balanza de pagos, consecuencia de la brecha existente entre las importaciones y las exportaciones de bienes y servicios. En 2000, el total de las importaciones alcanzó los U$S 57,4 mil millones y el total de exportaciones alcanzó U$S 49,4 mil millones, siendo el déficit de U$S 8 mil millones. Otros desafíos actuales incluyen la lucha por la contención de la inflación, que se ha reducido desde un 445 porciento en 1984 al 0 porciento en 2000 y la consecución de ingentes inversiones extranjeras para poveer trabajo y luchar así contra el desempleo, resultado, entre otros, de la renovación de la inmigración en masa (más de un millón desde 1989). Agricultura de Israel Israel se ha convertido en el líder mundial de una agricultura de alta calidad y rendimiento, como resultado de la estrecha interacción entre agricultores e investigadores que cooperan en el desarrollo e implementación de sofisticados métodos en todas las ramas de la agricultura. La maquinaria y el equipo electrónico diseñado y fabricado en el país, tiene una amplia aplicación en todas las actividades agrícolas, desde la irrigación y la cosecha hasta el ordeño y el empaque. Al usar el máximo de las escasas aguas y la tierra laborable, Israel produce más alimentos de los que necesita para su consumo. Importa principalmente granos, carne, té, café, arroz y azúcar mientras que sus exportaciones son mucho mayores: rosas de tallo largo, ramos de claveles, melones, kiwis, frutillas (fresas), tomates, pepinos, pimientos, aguacates (paltas) entre los más exitosos, especialmente en los mercados de Europa y América en los fríos meses de invierno. La industria en Israel. El sector industrial es dinámico y ampliamente diversificado. En las dos últimas décadas, el porcentaje de la producción industrial que se exportó, ha aumentado en forma constante, pasando hoy en día el 50%, lo que representa el 92% porciento de los U$S 31,4 mil millones de las exportaciones de bienes. Carente de la mayoría de las materias primas básicas, pero dotada de una fuerza laboral de alta calidad, la industria israelí se ha concentrado en la manufactura de productos de un alto valor agregado, basado en la creatividad científica y la innovación técnológica. Grandes avances a nivel internacional se han hecho en los campos de la electrónica médica, agrotecnología, telecomunicaciones, productos químicos de alto valor, computación - hardware y software -, procesamiento de alimentos y energía solar. Además, la industria del tallado y pulido de diamantes - la mayor del mundo - exportó en 2000 U$S 7,9 mil millones en gemas. En 2000, cerca del 4,2% del PIB es invertido en la investigación y desarrollo (IyD) con fines civiles, a la par de los países industrializados. Las actividades de IyD se llevan a cabo en las universidades, gobierno e instituciones públicas de investigación; centros médicos y empresas militares, así como por las empresas privadas. Comercio exterior en Israel Se comercia en Israel con los países de los cinco continentes. Cerca del 46% de las importaciones y el 30% de las exportaciones se llevan a cabo con la Unión Europea (EU) con la que Israel concertó (1975) un acuerdo de libre comercio. Un acuerdo similar puesto al día en 1995, fue firmado (1985) con Estados Unidos, cuyo comercio con Israel representa el 19% de las importaciones y el 37% de sus exportaciones. Turismo en Israel Alrededor de 2,4 millones de personas de todas partes del mundo visitaron Israel en 2000, atraídos por sus lugares arqueológocos y religiosos, sus altamente desarrolladas instalaciones turísticas y sus hermosas playas sobre el Mediterráneo, el Mar Muerto y el Mar Rojo, como también las que rodean el lago Kinéret (Mar de Galilea). Cerca del 54% de este movimiento turístico viene de Europa, un 28% de las Américas y un 10% del Asia. Moneda de Israel La unidad monetaria es el shékel (que se divide en 100 agorot), que era conocida como una unidad de peso para efectuar pagos en oro y plata en el segundo milenio AEC. La Biblia relata que el siervo de Abraham se acercó a Rebeca, junto a la fuente de agua, con "un pendiente de oro que pesaba medio shékel y dos brazaletes que pesaban diez" (Génesis 24:22). Trabajo y empleo en Israel Existe una amplia legislación para la protección y el bienestar de los trabajadores. Aunque las condiciones para los trabajadores en los diversos sectores económicos de Israel son fijadas por acuerdos entre el gobierno, los gremios y los empleadores, los requerimientos mínicos están estipulados por ley, incluyendo un máximo de 47 horas semanales de trabajo, la compensación por horas extras y trabajo en días festivos, las vacaciones anuales y una licencia paga en caso de enfermedad, así como el pago por despido y programas de jubilación (retiro). La Histadrut (Confederación General del Trabajo, fundada en 1920), organización techo de los gremios de Isarel, cuenta hoy en día con alrededor de 700.000 miembros, representa a todos los sectores económicos así como a las profesiones liberales. Mantiene una amplia red de servicios sociales y culturales para sus miembros. Como propietaria de muchas empresas industriales la Histadrut es también un gran empleador. Cultura y Esparcimiento en Israel La Biblia Schocken, S.Germamy, ca.1290 Cuatro mil años de patrimonio judío, un siglo de sionismo político y cinco décadas de estado moderno han contribuido al desarrollo de una cultura israelí que refleja elementos internacionales mientras se esfuerza por lograr una propia y auténtica identidad. La expresión cultural a través de las artes en Israel es tan variada como su misma gente, con actividades para cada gusto, y ofrece un talento profesional de nivel internacional junto con valiosas oportunidades para artistas que quieren llegar a la cima y para aficionados. EL PUEBLO DEL LIBRO. Un hecho básico para el desarrollo de la literatura en el país ha sido el renacimiento del idioma hebreo - hace un siglo - para su uso cotidiano y como un expresivo lenguaje literario. Los escritores y poetas tratan con amplitud imágenes y hechos locales así como temas universales y reflejan la variable naturaleza de las inquietudes del país y el desarrollo de su compleja y multifacética sociedad. Cerca de 2.500 títulos se publican anualmente, los cuales, junto a las reediciones de obras clásicas y los libros importados, pueden ser encontrados en muchas librerías en todo pueblo y ciudad. Alrededor de 1.000 bibliotecas facilitan libros y servicios de referencia, incluyendo varias bibliotecas ambulantes que sirven a las zonas más alejadas. La Feria Internacional del Libro, que se realiza cada dos años, atrae miles de visitantes a Jerusalem, y, cada primavera, la Semana del Libro Hebreo convierte plazas y parques en concurridos mercados de libros. Artes visuales en Israel La pintura y la escultura contemporáneas, que reflejan tendencias internacionales, están influidas tambien por el específico temperamento y paisaje israelí. El arte en todas sus formas goza de una amplia exhibición en los museos y las múltiples galerías de arte de todo el país. Los barrios viejos de Jerusalem, Yafo y Safed han sido restaurados como barrios de artistas y la aldea de artistas de Ein Hod está anidada en los Montes del Carmel, cerca de Haifa, para quienes buscan el arte en un ambiente campestre. Varias importantes orquestas sinfónicas, incluyendo la mundialmente famosa Orquesta Filarmónica de Israel, diversos coros, una compañía de ópera y decenas de conjuntos de cámara se presentan en todo el país. Grupos de danza profesionales, así como conjuntos de bailes folklóricos, aparecen regularmente ante entusiastas audiencias. Habimá, la compañía nacional de teatro, varios teatros municipales y diversos grupos de drama menores, profesionales y de aficionados montan desde obras clásicas y musicales hasta las más recientes obras de dramaturgos israelíes. La creciente industria cinematográfica ha empezado a competir en la escena internacional. El canto forma parte integral de la vida cotidiana, y las canciones israelíes son entonadas regularmente en encuentros públicos y privados, y compiten en festivales internacionales. Las canciones folklóricas populares han alcanzado un arraigado y distintivo estilo basado en melodías de las diversas etnias combinadas con letras en hebreo. Muchas de ellas generaron la creación de bailes folklóricos que constituyen una actividad que deleita ampliamente a los israelíes, desde adolescentes a mayores, en todo el país. Arqueología de Israel El lazo entre el pasado y el presente del país se materializa en alrededor de 3.500 lugares arqueológicos, que representan miles de años de historia. Hallazgos que confirman la larga conexión del pueblo judío con la Tierra de Israel incluyen los establos de Salomón en Meguido, casas del período israelita en la Ciudad de David (Jerusalem), baños rituales en Masada, numerosas sinagogas a todo lo largo del país, y los Rollos del Mar Muerto, entre los que se encuentra la más antigua copia del Libro de Isaías en escritura hebrea aún legible. Las excavaciones han revelado además los vestigios de otras civilizaciones que dejaron su huella en la tierra a lo largo de los siglos. Todos los descubrimientos son registrados y los sitios históricos son cuidadosamente preservados y señalados, tanto para visitantes como para estudiosos. Museos de Israel Cerca de 170 museos, que cubren temas desde la arqueología a la zoología, se encuentran en las grandes y pequeñas ciudades y en los kibutzim de todo el país, que son visitados por más de ocho millones de personas al año. El Museo Israel, museo nacional del país, tiene pabellones dedicados a la arqueología, al patrimonio judío, pinturas de impresionistas y de artistas israelíes, así como a colecciones especiales como los Rollos del Mar Muerto. Yad Vashem, la Autoridad Nacional para el Recuerdo de los Héroes y Mártires del Holocausto, incluye un Museo Histórico que documenta el Holocausto. Otros, incluyendo el Museo Haaretz, exhiben muestras específicas referentes al desarrollo del país, desde la prehistoria en adelante. Unico en su concepción, el Museo de la Diáspora (Beit Hatefutzot), traza la historia de las comunidades judías en el mundo por medio de maquetas, dioramas, y exposiciones audiovisuales. 
 
Los medios de comunicación en Israel La tradición de una prensa libre, parte integral de la democracia israelí, se manifiesta en la publicación de siete diarios en hebreo y once en otros idiomas, incluyendo el árabe, así como una gran cantidad de periódicos sobre muy diferentes y variados temas. Dos estaciones de televisión, televisión por cable y por satélite (canales locales y decenas de todo el mundo) y varias emisoras radiales presentan una amplia variedad de programas incluyendo noticiarios, entrevistas, paneles de discusión, juegos y concursos, películas y entretenimiento, además de programas educativos y culturales. La programación en árabe está orientada a los intereses de la población árabe, y aquélla en otros idiomas a las necesidades de grupos de inmigrantes y turistas. Regularmente se transmiten programas en onda corta para radioescuchas del exterior. 
Los deportes en Israel La 13o Macabiada, 1989 . El fútbol y el básquetbol son los deportes más populares en Israel y la natación, el tenis, el vóleibol, la gimnasia, el atletismo de pista y campo, y otras actividades están ganando adeptos de año en año. Los equipos locales organizan regularmente competencias de liga ante grandes multitudes de leales aficionados, y los seleccionados nacionales representan al país en campeonatos internacionales. Las principales organizaciones deportivas de Israel - Macabi, Betar, Hapoel y Elitzur - patrocinan equipos locales en diversos deportes así como cuadros juveniles en los que se entrenan los futuros campeones del país. Atletas judíos de todo el mundo vienen a Israel a competir en las Macabiadas y los Juegos de Hapoel, que se efectúan cada cuatro años.
 


diseño y desarrollo: Consult-Ar